domingo, 18 de mayo de 2008

respuesta de consulta a facua

Estimado/a consumidor/ra:

Respondiendo a su consulta, nos dirigimos a usted al objeto de informarle sobre el proceso que estamos siguiendo para la tramitación de reclamaciones a Peugeot España, por defectos en sus modelos 307 y sobre los que FACUA ha venido desarrollando una campaña de información a todos los posibles consumidores afectados a través de nuestra web www.facua.org/307defectos y por otras vías.

FACUA inició hace ya más de cuatro años como consecuencia de las reclamaciones que nos hicieron llegar cientos de usuarios afectados por fallos de vehículo Peugeot 307, una campaña de denuncias sobre dicha situación con la pretensión de que la empresa atendiera dichas reclamaciones. Gracias a la presión realizada se consiguió que la multinacional automovilística, aceptara mediar con FACUA y entrar a resolver las reclamaciones que desde esta organización le presentábamos, en el marco de una “mesa de mediación” cuyo objetivo era conseguir una solución satisfactoria para nuestros asociados afectados por dicho problema.

Esta etapa de acuerdo con Peugeot ha arrojado unos resultados sin precedentes en Europa y que en líneas generales debemos calificar como satisfactorios: 51 vehículos recomprados, 17 cambios de vehículo y un centenar de vehículos reparados con la conformidad del consumidor, siendo la primera vez que una organización de consumidores europea logra resultados tan importantes a través de un acuerdo de estas características con una firma automovilística.

Sin embargo, en la actualidad y a pesar de los esfuerzos de FACUA, la mesa de mediación con Peugeot no funciona y la empresa trata por todos los medios de no atender las reclamaciones de sus clientes relacionados con su modelo 307 pues defiende que ya quedaron resueltos todos lo problemas relaciones con dicho modelo y está evitando la aceptación de peticiones de nuevas recompras o cambios de vehículos y tratando de realizar solo reparaciones a los vehículos afectados.

Por nuestra parte seguimos defendiendo el cumplimiento estricto de la norma sobre protección de los consumidores y por tanto entendemos que si reparado el vehículo, las averías se reiteran y la reparación no fuera satisfactoria, el consumidor tendría derecho a la sustitución del coche adquirido por otro de idénticas características o a la devolución del precio pagado.